Situaciones cotidianas (I)

A diario solemos encontrarnos con situaciones como las que expondremos en los próximos posts. ¿Te has preguntado alguna vez si todo lo que hay a tu alrededor tiene algún trasfondo?
Somos conscientes de que actualmente los conceptos de salud y enfermedad no son los mismos que los de hace 50 años. Esto influye en el paciente a la hora de sentirse enfermo; en el médico a la hora de diagnosticar y prescribir; y en el sistema sanitario y la delgada línea que separa el uso del abuso.

Situación 1: Se hacen densitometrías a mujeres menopáusicas para valorar qué riesgo de fractura ósea tienen.
Lo que se esconde detrás…
La medicalización es un proceso en el que problemas no médicos se tratan como problemas médicos, normalmente en términos de enfermedad o trastorno. Los responsables del proceso de medicalización son: Los medios de comunicación; los propios pacientes -pues se consideran clientes de un sistema sanitario cada vez más equiparable al mercado-; la industria farmacéutica -interesada en ampliar el número de prescripciones farmacológicas, ya sea presionando para ampliar el espectro de lo que se considera enfermedad- y los médicos -que en su afán por cubrirse las espaldas realizan pruebas diagnósticas a veces no justificables.
Algunas consecuencias de la medicalización es que los Factores de Riesgo se consideran entidades a tratar como enfermedades, tal y como sucede con la osteoporosis.

 

Irene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s